Consejos de fisioterapia para un verano saludable

Consejos de fisioterapia para un verano saludable

En verano, solemos hacer más ejercicio físico. Tenemos más tiempo libre, los días son más largos, y la climatología nos invita a estar al aire libre.

Aprovechar esta época estival para mejorar nuestro estado físico, es una elección estupenda. Pero ojo, una mala práctica puede arruinar nuestras vacaciones. Si habitualmente no realizas ejercicio, no olvides  comenzar de manera progresiva, e intenta evitar deportes que impliquen un riesgo de caída o golpe.

Te ofrecemos unos consejos de fisioterapia que pueden ayudarte:

  1. Si vamos a hacer senderismo, calentar y estirar la musculatura antes de las caminatas. Al finalizar volver a estirar. Podemos aprovechar, si hay río o un arroyo, a meter los pies descalzos buscando el efecto relajante y antinflamatorio del agua fría.
  2. Utilizar el calzado adecuado para la actividad que voy a realizar. Cuidar nuestros pies es fundamental.
  3. Evitar cargas innecesarias en la mochila. Nuestra espalda nos lo agradecerá.
  4. Antes de comenzar a nadar, calentaremos y estiraremos. Podemos hacerlo dentro del agua.
  5. Si practicamos deportes de raqueta en la playa, procurar estar en arena mojada, ya que el terreno es más estable. Si lo hacemos en arena seca, ponernos zapatillas, para proteger nuestros tobillos y pies. Y recuerda, calienta y estira antes y después.
  6. Cuando cambiamos de cama y almohada, nuestro cuello se puede quejar. Ya en muchos hoteles y casas rurales puedes elegir el tipo de almohada que quieres. Si no es así, recuerda que una almohada tiene que tener la altura para acoplarse a nuestro cuello.
  7. Si vas a realizar actividades aeróbicas, como correr, volei, etc., elige las primeras y últimas horas del día para hacerlo. Evita las horas centrales para evitar “golpes de calor”. No te olvides de protejer tu cabeza del sol, y de beber mucha agua, antes, durante y después de la actividad. ¡Cuidado con la deshidratación!.
  8. Utiliza el frío (hielo, bolsas de guisantes congelados, pack de frío instantáneo, etc.) después de una actividad intensa en aquellas zonas donde notemos tensión o sobrecarga. Después, estira. Si tienes alguna articulación más débil, puedes protegerla con algún medio de sujeción o vendaje funcional si vas a sobresolicitarla.

Y, por supuesto, ante cualquier problema y/o dolencia, ¡no dudes en acudir cuanto antes a tu fisioterapeuta!

Puedes contactarnos por teléfono al 94 442 23 20, por e-mail : info@mazafisiosteopatia.com o en nuestro centro  de fisioterapia y osteopatia en Alameda Doctor Areilza Nº4 1º Dcha en Bilbao