Fascitis plantar, cómo aliviar el dolor

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es la condición más común de dolor en el talón. Esta condición ocurre cuando el ligamento fibroso de la fascia plantar a lo largo de la parte inferior del pie provoca desgarros en los tejidos, y esto produce dolor e inflamación.

El dolor de la fascitis plantar generalmente se encuentra cerca de donde la fascia se une al calcáneo, también conocido como el hueso del talón. Aunque el dolor puede empezar a desarrollarse en la pare interna del tobillo.

Síntomas de la fascitis plantar

La queja más común de la fascitis plantar es una sensación de ardor, o punzadas de dolor en el talón del pie. La mayoría de los pacientes sentirán esto por la mañana, porque el ligamento de la fascia se contrae durante la noche mientras dormimos; causando dolor al volver a estirarlo al levantarnos ya que cuando salimos de la cama y se ejerce una presión sobre el ligamento, éste se tensa y el dolor es muy agudo.

El dolor generalmente disminuye a medida que el tejido se calienta, pero fácilmente puede regresar de nuevo después de largos períodos de pie, de actividad física, o después de levantarse después de un largo período de estar sentado.

El dolor es fuerte y puede llegar a ser insoportable, se siente en el apoyo del peso o durante el movimiento de flexión dorsal del pie, es decir, llevar los dedos hacia arriba y estirar la fascia. El dolor se encuentra en la región del talón, pero en casos severos puede ir hasta los dedos del pie.

 

¿Cómo puede ayudarle su fisioterapeuta?

El objetivo de la fisioterapia es restablecer la normalidad de la fascia plantar y de otros problemas que puedan haber sido ocasionados por la lesión. Tras realizar la historia clínica y el examen físico, el fisioterapeuta decidirá el plan de tratamiento que más se ajuste al estado de su lesión.

En la fase aguda de la lesión, es importante aliviar los síntomas, principalmente el dolor y la inflamación. Esto se puede conseguir mediante diversas técnicas manuales e instrumentales de fisioterapia como:

  • Terapia manual
  • Acupuntura
  • Fibrolisis diacutanea
  • Estiramientos
  • Crioterapia (aplicación de hielo)

En una segunda fase del tratamiento, si el fisioterapeuta lo cree necesario, le pautará una serie de ejercicios a realizar para fortalecer la musculatura del pie. En los deportistas, antes de iniciar la actividad después de un largo período de inactividad, se puede realizar un vendaje funcional, para evitar recaídas. Este vendaje  debe ser siempre realizado y supervisado por un fisioterapeuta.

Desde Maza Fisioterapia Osteopatía os animamos a que contactéis con nosotros si tenéis alguna duda sobre el tipo de tratamiento que mejor os puede venir para vuestro caso.

No podéis contactar en  nuestra clínica de Bilbao, en Doctor Areilza 4, por teléfono al 944 42 23 20 ó por e-mail a: consulta@mazafisiosteopatia.com

¡Estaremos encantados de despejar todas vuestras dudas!