Hipopresivos y embarazo. La combinación perfecta

Hace una semana os explicábamos los múltiples beneficios que aporta la práctica de la gimnasia abdominal hipopresiva en todo tipo de pacientes sin distinción de edad o sexo (anterior post)  y dejábamos una vía abierta para explicaros con detenimiento los beneficios que estos ejercicios aportan a mujeres embarazadas.
Pues bien, como comentábamos, trabajar el suelo pélvico mediante ejercicios hipopresivos ayuda a facilitar el proceso del parto y esto se debe a varias razones.

La principal: obtener un mayor control de los músculos del perineo logrando que sean más elásticos y que la dilatación del cuello del útero sea mayor por lo que se llega a evitar, en algunos casos, la episotomía.
A continuación lo explicamos con más detalle: El perineo es la zona anatómica correspondiente al suelo de la pelvis. Esta musculatura separa el aparato genital (vagina) y el urinario (uretra) de la zona urogenital (recto). Si se consigue mediante los ejercicios hipopresivos lograr una zona perineal más flexible, es posible que en el momento del parto no sea necesaria la realización por parte del personal facultativo de episotomía. Es decir, la incisión quirúrgica en el perineo que comprende piel, plano muscular y mucosa vaginal cuya finalidad es la de ampliar el canal blando y facilitar la salida del feto evitando desgarros en la mujer.
Por si fuera poco, los ejercicios hipopresivos nos aportan otros beneficios: mejoran el sistema linfático de quien los practica ya que gracias al trabajo abdominal y respiratorio se incide sobre la cavidad pélvica logrando fortalecer toda la musculatura y los ligamentos que hacen de cierre de esa cavidad en donde se sostienen los órganos pélvicos: vejiga, uretra, útero, vagina y recto. Al encontrarse todos los órganos en su correspondiente lugar, la linfa trabaja con mayor facilidad para eliminar los residuos tóxicos de nuestro organismo.
Asimismo, practicar ejercicios hipopresivos con frecuencia ayuda a fortalecer nuestra columna vertebral aportándonos un mayor bienestar a nivel estructural, muy importante, sobre todo, en el último trimestre del embarazo, cuando la mujer tiene que soportar un mayor peso.
Por todos estos motivos si estás embarazada, estás intentando quedarte o tienes alguna amiga que lo está, háblale de todas las ventajas que aportan los ejercicios hipopresivos y reservad vuestra cita cuanto antes en nuestro centro de fisioterapia Bilbao.

En Maza Fisioterapia-Osteopatía estaremos encantados de haceros una sesión a medida con los ejercicios hipopresivos como punto fuerte.

¡Nos vemos en el siguiente post!