¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA CUIDAR NUESTRAS RODILLAS?

Las rodillas son las articulaciones más grandes del cuerpo y las que más sufren por el paso del tiempo y los desequilibrios en el peso corporal. Una buena salud muscular es su principal aliado.

Uno de los músculos más importantes, y que más ayuda a la rodilla es el cuádriceps. Este músculo lo encontramos situado entre la rodilla y la pelvis, en la parte anterior de la pierna. Si tenemos unos cuádriceps bien trabajados evitaremos que todo el esfuerzo recaiga sobre la rodilla, y evitaremos su desgaste.

El trabajo del cuádriceps debe ser constante, porque es un músculo que se hipotrofia con mucha facilidad. Precisamente, con las lesiones de ligamento cruzado se puede ver perfectamente. Las piernas de las personas post operadas de las rodillas se les puede ver un cuádriceps con mucha atrofia muscular y con poco volumen. Por este motivo, en la rehabilitación con el fisioterapeuta, es esencial realizar un buen trabajo de potenciación muscular y propioceptivo, para evitar una recaída.

Pero no solamente tenemos que trabajar el cuádriceps. Si sólo ponemos atención a este músculo no nos servirá de nada. El trabajo muscular debe ser unánime en todas las partes del cuerpo, pero especialmente cuando hablamos de las piernas. Es muy importante realizar un trabajo de potenciación de la musculatura isquiotibial (semitendinoso, semimembranoso y bíceps femoral). De esta forma, conseguiremos un equilibrio de fuerzas que nos ayudará a “proteger” la articulación de la rodilla.

Ante cualquier problema y/o dolencia, ¡no dudes en acudir cuanto antes a tu fisioterapeuta!

Puedes contactarnos por teléfono al 94 442 23 20, por e-mail : info@mazafisiosteopatia.com o en nuestro centro  de fisioterapia y osteopatia en Alameda Doctor Areilza Nº4 1º Dcha en Bilbao