BIOMAGNETISMO:

El par biomagnético permite entender al paciente de una forma global y detectar todas aquellas patologías que se han podido instalar en su cuerpo a la vez que las elimina, devolviendo al organismo su pH neutro, con lo cual deja a los patógenos sin medio para su metabolismo y reproducción.

Herramientas que se usan en la terapia:

Pares de imanes de diferentes potenciales, que tienen la propiedad de detectar la patología y de corregirla a la vez, sin dañar al organismo.
El par biomagnético está recomendado para el tratamiento de las siguientes patologías:

Patologías que se pueden tratar con el Par Biomagnético:

Sistema Cardiovascular: hipertensión, hipotensión, arterioesclerosis, cardiomegalia, etc.
Sistema nervioso: migrañas, vértigos, fatiga, ansiedad, insomnio, esclerosis múltiple, etc.
Dermatológicas: psoriasis, dermatitis atópica, neurodermatitis, dermatitis por contacto, etc.
Glándula: Tiroidea, paratiroidea, ovárica, testicular, suprarrenales, hipofisaria
Gastrointestinales: infecciones, colitis, estreñimiento, diarrea, hemorroides, etc.
Urinarias: infecciones, uretra, próstata, etc.
Ginecológicas: dismenorrea, amenorrea, infertilidad, miomatosis, quistes, patología mamaria.
Hepáticas: hepatitis A, B o C, cirrosis, amebíasis hepática, etc.
Hematológicas: anemia, púrpura, leucemia, etc.
Osteomioarticulares: osteoporosis, dolores óseos y musculares, fibromialgias, etc.
Respiratorias: infecciones, gripe, influenza, asma, bronquitis, laringitis, sinusitis, pericarditis, faringoamigdalitis.
Renales: infecciones, insuficiencia, litiasis, etc.
Venéreas: papiloma humano, herpes, candidiasis, etc.
Autoinmunes: lupus, dermatofitos, artritis reumatoide, etc.
Cardiovascular: hipertensión, hipotensión, arterioesclerosis, cardiomegalia, etc.